ACCIÓN FORMATIVA: Curso de Formación Avanzada

Descargar versión en PDF
ACCIÓN FORMATIVA

CURSO DE FORMACIÓN AVANZADA EN “TRATAMIENTO INTEGRAL DEL ASMA GRAVE NO CONTROLADA –AGNC-, URTICARIA CRÓNICA –UC- Y OTROS PROCESOS DEPENDIENTES DE LA IgE”,

Organiza: Departamento de Medicina de la UGR. • Fundación General Universidad de Granada-Empresa (FGUGREM)

Módulo presencial:

  • Día: viernes 11 de noviembre de 2016.
  • Lugar: Facultad de Medicina
  • Horario: De 8 a 14 hs y de 16 a 21 hs

Dirección académica: Pedro J Romero Palacios. Profesor Contratado Doctor del Departamento de Medicina. Especialista en Neumología. Director del Máster Propio de Patología Respiratoria de la UGR.

Información en web: CURSO DE FORMACIÓN AVANZADA EN TRATAMIENTO INTEGRAL DEL ASMA GRAVE NO CONTROLADA- AGNC -, URTICARIA CRÓNICA - UC - Y OTROS PROCESOS DEPENDIENTES DE LA IGE. I EDICIÓN

Justificación de la propuesta académica:

El asma es uno de los ejemplos más representativos de enfermedad compleja común, cuya patogenia está marcada por la exposición a diversos agentes exógenos y modificada por una serie de determinantes genéticos reguladores de diversos elementos clave para la función broncopulmonar. Varios estudios en grupos familiares y en gemelos han estimado el peso relativo de la dotación genética en el desarrollo de la enfermedad en un 36-79%.

El asma es una enfermedad muy prevalente, aunque distribuida de forma irregular en la población. La presentación clínica predominante de la enfermedad asmática es el asma de grado moderado. Sin embargo, para algunos de los individuos afectos de asma, la agresividad de la misma es enorme, afectando intensamente la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

Asma Grave No Controlada. Se estima que entre el 5 y el 10% de los pacientes asmáticos sufren una enfermedad definida como asma grave, que no responde a los tratamientos habituales.

El asma grave se caracteriza por la necesidad de emplear múltiples fármacos y altas dosis para su tratamiento. En este sentido, se define al asma grave no controlada (AGNC) como la enfermedad asmática que persiste mal controlada a pesar de recibir un tratamiento con una combinación correcta de glucocorticoides inhalados y broncodilatadores beta-adrenérgicos, o bien con glucocorticoides orales, durante al menos 6 meses del mismo periodo.

El AGNC incluye dos variedades, el asma difícil de tratar y el asma refractaria a tratamiento. Básicamente entendemos como asma difícil de tratar aquella que se desarrolla con estas características por causas ajenas a la propia enfermedad, como pueden ser la baja adherencia al tratamiento, la exposición ambiental a desencadenantes y la presencia de comorbilidades. Por su parte, el asma refractaria al tratamiento lo constituyen aquellos casos en los que la enfermedad sigue sin ser controlada tras haber sido descartados los factores externos. En nuestro ámbito, la prevalencia del AGNC es del 3,9% de la población asmática.

El asma refractaria al tratamiento representa un gran desafío clínico para los profesionales sanitarios que deben manejarlo. En los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento de los mecanismos patogénicos y los factores de riesgo ambiental que subyacen en muchos casos de asma grave no controlada, y se han hecho progresos para identificar aquellos factores que pueden transformar una enfermedad que generalmente no es muy complicada de tratar en una entidad que compromete la supervivencia y supone un condicionante importante para su la laboral y social, impactando negativamente en la calidad de vida del paciente.

Se puede decir que el asma grave es un síndrome heterogéneo con múltiples variantes clínicas. Actualmente se pone especial énfasis en el estudio y determinación del fenotipo de la enfermedad asmática, cuando se trata de un asma grave o AGNC, ya que el abordaje terapéutico puede diferir sustancialmente. Por este motivo se está orientando el estudio del asma grave en función de la definición de distintos fenotipos de la enfermedad, atendiendo a características tales como edad de inicio de la enfermedad, presencia o no de eosinofilia persistente y/o de elementos inflamatorios en la mucosa bronquial, y respuesta a esteroides. En las guías de práctica clínica se reconocen cuatro fenotipos de AGNC en el paciente adulto

  • Asma alérgica
  • Asma eosinofílica
  • Asma asociada a obesidad
  • Asma neutrofílica

El asma alérgica es el fenotipo más frecuente dentro de este grupo de pacientes, y supone un 40-50% de los casos de AGNC. Tiene una base atópica, en el contexto de una activación de la células T helper tipo 2 (Th2); con producción de interleucina (IL) 4, IL-5 e IL-13, unido al cambio de isotipo en los linfocitos hacia la producción de IgE. Desde el punto de vista biológico se caracteriza también por cursar con un patrón inflamatorio eosinofílico puro o mixto (eosinofilia y neutrofilia) en el esputo, y por tener elevados los niveles de periostina (una proteína de la matriz celular inducida por la IL-13). También se usa como marcador biológico en estos pacientes la elevación de la fracción espirada de óxido nítrico (FENO).

Urticaria crónica espontánea. La urticaria crónica espontánea (UC), también conocida como urticaria crónica idiopática o urticaria crónica, es un proceso frecuente con una prevalencia estimada de entre el 0,5 y el 1% de la población general. Representa cerca del 70% de todas las UC y puede persistir durante varios años. Es un proceso que afecta intensamente la calidad de vida del paciente y ocasiona un notable impacto en los costes sanitarios directos e indirectos.

La urticaria crónica es una entidad que plantea dificultades de manejo terapéutico. Se considera que los fármacos antihistamínicos H1 no sedantes son el tratamiento de primera elección. Su prescripción a las dosis recomendadas sólo consigue una reducción de los síntomas en menos del 50% de los pacientes. Aunque las guías terapéuticas recomiendan incrementar las dosis en casos de respuestas no adecuadas, persiste un grupo de pacientes en los que no se consigue controlar la sintomatología. Existe, pues, la necesidad del desarrollo de nuevas alternativas terapéuticas cuya eficacia se establezca bajo criterios de medicina basada en la evidencia.

Se ha demostrado que aproximadamente un tercio de los pacientes con UC espontánea presentan una respuesta positiva tras la inyección intradérmica del propio suero (prueba del suero autólogo). Sin embargo, solo en algunos de estos pacientes puede demostrarse la presencia de autoanticuerpos contra el FCRI o contra la propia IgE (autoinmunidad). La UC autoinmune (UCA) representa un 30-50% de todas las UC.

En el tratamiento de la urticaria es importante evitar los posibles desencadenantes o agravantes inespecíficos como el calor, el estrés, el alcohol y algunos fármacos como el ácido acetilsalicílico, los AINE, los IECA (especialmente si se manifiesta como angioedema con o sin habones) o la codeína. Los fármacos empleados rutinariamente en la terapia de la UC ejercen su efecto bloqueando los receptores y modulando los mediadores que situados sobre las fibras nerviosas y los vasos sanguíneos inducen prurito, vasodilatación y quimiotaxis.

Se incluyen antihistamínicos (anti-H1 y H2), antileucotrienos, o la dapsona. Algunos principios activos actúan previamente a la activación de la célula efectora o mastocito. Este grupo incluye el omalizumab (un anticuerpo monoclonal con capacidad para unirse a la IgE), la plasmaféresis o las inmunoglobulinas intravenosas.

El omalizumab es un anticuerpo monoclonal recombinante humanizado que se une específicamente al dominio C3 de la cadena pesada de IgE. Existen 2 tipos de receptores para IgE: el FCRI presente en los mastocitos, los basófilos, los monocitos, los eosinófilos y las células de Langerhans, y los receptores de baja afinidad (FCRII/CD23), implicados en funciones de presentación del antígeno (FCRII de linfocitos B) y en la regulación de la síntesis de IgE. Omalizumab disminuye los niveles de IgE libre circulante y secundariamente disminuye la densidad de receptores de IgE en basófilos y mastocitos cutáneos previniendo su activación y degranulación por autoanticuerpos. Se ha observado que el omalizumab puede tener su papel en la urticaria crónica (prueba de suero autólogo negativa y ausencia de liberación de histamina por basófilo in vitro).

Este efecto podría explicarse por una acción directa sobre mastocitos, eosinófilos o basófilos, incluso en ausencia de autoanticuerpos. Otra posible explicación es que pudiera prevenir la secreción de citocinas y quimiocinas dependientes de FCRI por algún estimulo aún desconocido. Se ha observado buena respuesta en urticarias físicas: urticaria solar, urticaria por calor, a frigore, urticaria por presión retardada y urticaria colinérgica, aunque se trata de casos aislados y se precisan un mayor número de estudios sobre su potencial eficacia En varios estudios se ha objetivado que omalizumab consigue disminuir el urticaria activity score (UAS), y la necesidad de tomar medicación de rescate, aumenta la respuesta terapéutica y mejora la calidad de vida de los pacientes con UC. Los efectos adversos descritos son mayoritariamente leves (rinofaringitis, diarrea, cefalea, sintomatología local en zona de inyección) aunque en algún caso pueden ser más graves (anafilaxia).

Conclusiones:

Los pacientes con AGNC constituyen un grupo poblacional con grandes necesidades de atención sanitaria y amplio consumo de recursos. Por su parte, los pacientes con urticaria crónica –UC- espontánea también constituyen un grupo bien definido, con necesidades de seguimiento y tratamiento superponibles. La atención clínica de este tipo de pacientes suele ser compleja, debido a que requieren una atenta supervisión y seguimiento, pues las consecuencias de un tratamiento incorrecto o mal cumplimentado suelen ser graves. Es frecuente que este tipo de pacientes sean atendidos en unidades especializadas de asma y alertgología, por profesionales con experiencia en su manejo y control. Sin embargo, es bien cierto que es el médico de Atención Primaria quien más en contacto debe estar con ellos, conociendo las características fundamentales de la enfermedad y sus necesidades de tratamiento, para ser capaces de identificar precozmente las señales de alarma y actuar en consecuencia.

Con un tratamiento correcto, la gran mayoría de estos pacientes pueden tener una evolución muy favorable, pudiendo reincorporarse a su actividad laboral y vida social.

En este sentido, la incorporación al arsenal terapéutico de pautas de inmunoterapia específicas y los nuevos productos biológicos han supuesto un gran avance en el control de la enfermedad en un grupo importante de pacientes con AGNC y UC. Por este motivo, es necesario conocer bien sus indicaciones y las limitaciones de uso propias de estas terapias, que han irrumpido con fuerza en el panorama científico y han conseguido mejorar significativamente su evolución clínica y sus perspectivas de incorporación a una vida social normalizada.

Se plantea una acción formativa orientada a profesionales de atención primaria de salud, dirigida a que conozcan las características de los pacientes con asma refractaria al tratamiento, urticaria crónica y otros procesos mediados por IgE, con características clínicas bien definidas, y en los que la posibilidad de disponer de los nuevos tratamientos biológicos pueden suponer un factor clave en su evolución.

Programa:

programa_accionformativa

Organización general y horarios:

Formación previa al desarrollo del curso, a través de la plataforma docente Sistema Web de Apoyo a la Docencia –SWAD-. Módulo presencial: viernes 11 de noviembre de 2016.

  • Lugar: Facultad de Medicina
  • Horario: De 8 a 14 hs y de 16 a 21 hs

Actividades de aprendizaje dirigido: A través de SWAD, una vez superada la fase presencial.

Carga de trabajo del alumno:

- Actividades académicas generales en cursos presenciales:  En acciones formativas cuya carga horaria está comprendida entre 0 y 125 horas la asistencia a la carga lectiva será obligatoria en un 100%. Extraordinariamente, el alumno podrá ausentarse un 10% de las horas de carga lectiva.

 En acciones formativas cuya carga horaria sea mayor de 125 horas la asistencia a la carga lectiva será obligatoria en un 100%. Extraordinariamente, el alumno podrá ausentarse un 20% de las horas de carga lectiva. En el caso particular de estos cursos, el alumno podrá justificar una ausencia mayor del 20%, que será valorada por la dirección académica del curso según las circunstancias particulares del alumno.

- Actividades académicas específicas a desarrollar por el alumno en la acción formativa:

Módulo I. Lectura y estudio de manuales y Guías de Práctica Clínica relacionadas con AGNC, Urticaria crónica espontánea y otras enfermedades mediada por IgE.

Módulo II. Asistencia y participación activa en las actividades formativas y talleres prácticos.

Módulo III. Elaboración de una memoria con comentario de casos clínicos propios de pacientes con AGNC, Urticaria crónica espontánea y otras enfermedades mediadas por IgE.

Evaluación del alumno:

  • Asistencia al 100% de las actividades presenciales previstas
  • Participación en las actividades formativas
  • Elaboración de una memoria con comentario de casos clínicos propios de pacientes con AGNC, Urticaria crónica espontánea y otras enfermedades mediadas por IgE.

Destinatarios:  Médicos de Atención Primaria de Salud con experiencia en el tratamiento de pacientes con Asma Bronquial e interesados en formarse en el abordaje de los pacientes con AGNC, Urticaria crónica espontánea y otras enfermedades mediadas por IgE.

Más información:

https://fundacionugrempresa.es/formacion/acciones/cursos/matriculacionabierta

Inscripciones: Fundación Universidad Empresa